BRONCE ACOSTA DE TODO
Noticia
Tras formar parte de la Selección Nacional que conquistó el tercer lugar en la Copa del Mundo Sub-20 en Colombia, el jugador de los Diablos Rojos, Héctor Acosta, está preparado para afrontar más retos y sumar más logros importantes en su naciente carrera
24 Ago, 2011 Primer equipo

El camino en su corta pero ya exitosa trayectoria deportiva no ha sido sencillo, pero ha estado lleno de sorpresas y grandes satisfacciones especialmente en lo que va de este 2011, la mayor de ellas, formar parte de la Selección Nacional de México que ha hecho historia conquistando el tercer lugar en la Copa del Mundo de la categoría celebrada en Colombia. Por ello, el defensa central de los Diablos Rojos del Toluca, Héctor Acosta Quintero, tiene sobradas razones para seguir afrontando retos en busca de repetir ese momento de gloria, tantas veces como sea posible, con su club y con el representativo tricolor.

De vuelta en suelo mexiquense tras una larga concentración que concluyó con la obtención del bronce, Héctor Acosta consideró que todo el trabajo valió la pena. "Claro que valió la pena, fue una larga concentración pero hicimos buen grupo y todos contentos, sí nos sirvió mucho estar ahí, es un sueño y la verdad todavía no me cae el veinte, es algo que nunca voy a olvidar y va a quedar en la historia", dijo aún emocionado el juvenil escarlata.

Y agregó, sobre la actuación del Tri sub-20 en Colombia: "A pesar de que competimos en el grupo de la muerte nos supimos sobreponer, aprovechamos y fuimos de menos a más en la competencia".

Acosta recordó sus inicios. Para empezar, su principal apoyo ha sido su padre, Héctor Acosta Alvarado, y su mamá, Araceli Quintero. El jugador escarlata tiene una hermana mayor y una hermana menor, y recordó que su papá siempre lo apoyo en su sueño de dedicarse al futbol profesional, por lo que lo llevó a probarse al Centro de Formación de Toluca en Guadalajara, entonces dirigido por don Rogelio Becerra. 

"Yo empecé a los 14 años, empecé a hacer pruebas, se formó el grupo de la categoría 91, estuve un mes trabajando y al principio don Rogelio Becerra realizó las pruebas y era bien sincero en cuanto a quién quedaba y quién no, y a veces se sentía miedo, pero seguí entrenando, pero mi familia siempre me apoyó en especial mi papá, que hacía viajes largos aunque tenía que trabajar, pero siempre estuvieron conmigo", apuntó.

Después llegó a Toluca, donde fue dirigido por Moisés Figueroa, Enrique Alfaro y Antonio Alcántara, en Tercera División y en el equipo Sub-20. Luego, en 2009, José Manuel "Chepo" de la Torre lo sumó al trabajo con primer equipo y finalmente, en abril de este año, Sergio Lugo le dio el debut.

"Este año ha sido importante porque se presentaron las oportunidades, lo que demuestra que si trabajas bien va a venir la recompensa, siempre he estado dispuesto a tener paciencia, a no desesperarme y a aprovechar lo que venga", expresó.

"Luego se dio el debut y no me lo esperaba la verdad, aunque es el de cualquier jugador estar en Primera División, previo a ese primer juego se viene a la mente la familia, todos los que te quieren y es un momento especial, como que no la crees pero es importante estar preparados", agregó.

Así, Acosta confesó que el llamado al primer equipo y el debut lo tomaron por sorpresa, como también lo sorprendió su convocatoria a Selección Nacional.

"No fui al premundial por una lesión y el Mundial se me pasó muy pronto, tampoco me lo esperaba. La convocatoria me llegó a una semana de estar en pretemporada en San Luis y aunque no lo esperaba sabía que tenía que aprovecharlo, se me dio ir al Mundial y a la vez pienso que fue un gran reto porque siempre me puse la meta de poder estar entre los 21 que iban a ir y allá jugar, y se me dieron las cosas", dijo el central toluqueño.

Para Héctor Acosta, su momento clave en el Mundial fue su participación en Octavos de Final. "Cuando entré el segundo partido en Octavos, ahí dije, estoy dispuesto a seguir trabajando y cuando me ponen de titular con Colombia fue especial porque el profesor todavía no me conocía bien y sabía que me estaba jugando el todo por el todo".

Nuevamente el jugador escarlata destacó el valor que tiene el apoyo de su familia, pues comentó que todos estuvieron con él, pues se reunieron en Trapiche, Jalisco para ver cada partido, incluido el que jugaron y ganaron ante Francia, por el tercer lugar.

"Mi papá me dijo que estaba muy contento, que estaba orgulloso de mí, porque tampoco se la creía, porque a pesar de que hemos pasado muchas cosas, siempre tuvo en la mente el triunfar", expresó.

Acosta consideró que todo lo que vivió en Colombia fue "un sueño" y "una experiencia inolvidable, por eso a su regreso a Toluca, Acosta se ha planteado nuevos sueños y siente que tiene todo para buscar cumplirlos. "Quiero trabajar bien y ganarme un puesto es la primera meta. El profesor (Héctor Eugui) platicó conmigo ya, que tengo que estar bien y como cada jugador tienes que entregarte a un entrenamiento para estar dispuesto cuando se presente la oportunidad".

¡Suscríbete a nuestro boletín!
COMPARTIR